Abona correctamente, tu césped te lo agradecerá

Abonar correctamente

Como norma general, se debe abonar el césped dos veces al año, al principio del año y después del verano, en el caso de que no haga mulching. Gracias al abono, el césped recibe nutrientes básicos, sobre todo nitrógeno. Éste permite la reproducción celular en la planta y, con ello, el crecimiento. Los buenos abonos contienen, adicionalmente, potasio y fósforo, por lo que fortalecen la planta frente a enfermedades y mejoran su sistema radicular.

Antes de abonar, es recomendable airear el suelo utilizando un escarificador, y dejar que el césped repose un par de días antes de abonar. Es importante no abonar si el suelo está helado y evitar las horas con más sol. Después del abonado, es necesario regar y, después de unos días, cortar el césped. No se debe abonar el césped si éste mide menos de 5 cm.

Importante: ¡no abones con nitrógeno en otoño!

 

  • VIKING_Newsletter_200x140

    Noticias del jardín

    Nada mejor que suscribirse al Newsletter de VIKING para estar al tanto de todas las novedades, consejos y trucos para el jardín.

Cookies en la web de VIKING

Nuestro sitio web utiliza cookies. Al continuar navegando, aceptas nuestra política de cookies. Para más información, consulta nuestro Aviso Legal.

Aceptar