El mulching

El mulching o el abono verde

La hierba cortada puede permanecer sobre el césped. Es importante que la cantidad segada no sea demasiado grande y que el material segado se triture mucho y se distribuya de manera homogénea. El nitrógeno contenido se mineraliza rápidamente y vuelve a estar disponible para las plantas de forma duradera. Así el mulching tiene sentido.

En el caso de un césped de buen crecimiento, se producen por año y metro cuadrado aprox. 1,5 - 2 kgs de material cortado, es decir, para 1000 m² unas 1,5 a 2 toneladas. No siempre es posible deshacerse de él en un contenedor verde o mediante compostaje. Sólo por ello, el mulching cada vez se va haciendo más popular.

Consejo:

  • En la siega con mulching conviene cortar el césped más a menudo.
  • Utilice un cortacésped VIKING. Tritura muy bien el material y lo distribuye de forma homogénea sin formar pegotes.
  • Al segar, la hierba se debería recortar en un tercio de su longitud, aproximadamente. Cuando hay sequedad, menos.
  • Si es posible, cortar con la hierba seca. Si la hierba está húmeda, hay que ir algo más despacio y cortar menos para evitar pegotes.
  • Trabajar siempre con el mayor número de revoluciones (a todo gas) y cuchillas bien afiladas.
  • Comprobar con frecuencia la carcasa del cortacésped y limpiar si hiciera falta de restos de material cortado.
  • Observe si las franjas cortadas se solapan.
  • Si el césped es muy alto, cortar por fases.
  • Varíe la dirección de corte. Así se recogen mejor las hierbas y el material cortado se distribuye homogéneamente. Se consigue una imagen homogénea.

Para la visualización de este Flash necesita el Adobe Flash-Player que puede descargar gratuitamente.
(A tener en cuenta: STIHL no se responsabiliza del contenido de páginas externas ni de la funcionalidad de las páginas).