Césped

Una vez, pero bien: Plantar césped.

Sobre un suelo malo no puede crecer un césped bonito. La hierba no crece sobre escombro de obra con una capa de lodo denso y ácido, sólo lo hace la mala hierba poco exigente. El suelo con lodo y barro debe aligerarse y secarse con arena y turba. A las hierbas del césped no les gusta tener 'los pies mojados' y la humedad estancada favorece la formación de musgo. Si hay demasiada arena, el suelo se puede secar, por lo que al añadir la turba y compost se mejora la capacidad de retención de agua. Si el suelo es demasiado ácido, si tiene un valor pH inferior a 5,5, hay que añadir cal. Esto también previene la formación de musgo.

Paso 1 de 6: Ahuecar el suelo

Ahuecar las zonas compactadas con una motoazada. Retirar piedras y raíces. En caso necesario, añadir arena o turba y mezclar ligeramente con el rastrillo.

Paso 2 de 6: Volver a compactar

Ahora el suelo tiene que asentarse durante un tiempo. Esta recompactación, que se puede acelerar con suelo seco mediante un rodillo apisonador ligero, evita que luego se produzcan socavones e irregularidades.

Paso 3 de 6: Nivelar

Las zonas desniveladas se igualan con el rastrillo. El suelo tiene que presentar granulación fina para que la semilla de hierba pueda agarrar de forma óptima.

Paso 4 de 6: Siembra

La semilla de hierba y el abono inicial se deben repartir con un carro de dispersión, o a mano si se tiene práctica. Es mejor sembrar poco que de más, aprox. 15 a 20 g/m². Las plantas de hierba demasiado juntas se estorban mutuamente.

Paso 5 de 6: Enterrar

La semilla repartida se introduce bajo tierra a una profundidad máxima de 1 cm, usando un rodillo de pinchos o de reja.

Paso 6 de 6: Regar

Las diferentes hierbas de la mézcla de césped germinan de forma diferente. El vallico germina en una semana, la festuca roja necesita dos semanas y la poa suele necesitar unas tres semanas. Por ello la capa superior del suelo se debe mantener siempre húmeda usando un riego lo más fino posible, de gota pequeña, para que los delicados brotes no se sequen.

Consejo:

Evitar pisar el máximo tiempo posible un césped nuevo. Al principio cortar poco y regar siempre generosamente.

Para la visualización de este Flash necesita el Adobe Flash-Player que puede descargar gratuitamente.
(A tener en cuenta: STIHL no se responsabiliza del contenido de páginas externas ni de la funcionalidad de las páginas).